LEGATUS

Una derrota difícil

Gimnasia dejó escapar tres puntos que ya tenía en el bolso. El equipo de Riggio había hecho las cosas bien, dominó siempre el encuentro, pero no liquidó el partido y el fútbol tiene estas cosas, el Merengue marcó dos goles en tres minutos y dejó al Albo con las manos vacías.
Hace 3 semanas
01/10/2018 08:13
Es complicado explicar y entender una derrota después de ver un partido en donde los noventa minutos fueron favorables a un equipo que fue superior en el juego, en situaciones, en momentos, pero en los otros tres, en el tiempo de descuento, el rival llegue dos veces y convierta dos goles. Esto es fútbol y ya lo decía Dante Panzeri, es la dinámica de lo impensado, eso pasó en Palpalá, porque ni el más fanático hincha merengue, ni el más pesimista de Gimnasia esperaba ese desenlace tan increíble.
Gimnasia y Tiro hizo el gasto, jugó mejor, tuvo otra vez un gran nivel de Luciano Herrera y Joaquín Mateo, un tándem que cada vez juega y se entiende mejor. Ellos fueron los principales actores para que el elenco de Riggio haya tenido las más claras para ganar. El gol de Lucho abrió el marcador a los 34 del primer tiempo después de un centro a la cabeza ejecutado por Mateo. Antes le habían anulado mal un gol al ledesmense por una supuesta posición adelantada que no existió. El propio Herrera pudo aumentar en la última del primer periodo, pero Torralba le ahogó el festejo. Mateo y Morete también tuvieron chances claras de anotar.
En la segunda mitad, pese a un breve lapso donde Zapla apretó, Gimnasia fue dominador de la posesión y las oportunidades, sobre todo pasando los treinta, cuando Rosso, Salto, Herrera y Riera pudieron liquidar el partido. Una vez más Silcan anuló un gol del Albo y todo comenzó a desmoronarse. Todo lo bueno que se hizo en noventa minutos y la larga lista de Items por lo que el Albo debía y merecía quedarse con los tres puntos se desintegro. Llegó el empate de Aguirre a los 45 y a los 47 el segundo a través de Cuevas, así Gimnasia de manera injusta dejaba sepultado todo lo bueno que había hecho y se volvía con las manos vacías. 
¿Pecados de juventud? Errores en el último pase, no concreción de acciones claras para liquidar el partido, algunas de las situaciones que el entrenador tendrá que corregir. Cuesta escribir y dar un veredicto cuando el equipo tuvo tantas cosas positivas y aún así sufrió una derrota que no se puede terminar de entender.
Hay que bancar a los pibes, no queda otra que seguir, el viernes habrá revancha en el Gigante, si se ajustan este tipo de detalles , seguramente serán más las alegrías que las tristezas para este joven plantel Albo que pese a la derrota, muestra señales alentadoras de cara al futuro.

Sintesis:
Altos Hornos Zapla:
Juan Torralba; Nicolás Riveros, Hugo Villanueva, Pedro Santillán, Luis Casarino; Pablo Guzmán, Facundo Galarza, Antonio Domínguez, Leonardo Silveira; Juan Pascuttini, Walter Cuevas. DT: Cristian Corrales. Suplentes: Marcelo Sánchez, Juan Cartello, Julián Navalon, Luis Guevara. 
Gimnasia y Tiro: 
Mauro Leguiza; Jonathan Hereñú, Álvaro Cazula, Gabriel Pusula, Fabio Gimenez; Joaquín Mateo, Joaquín Iturrieta, Ezequiel Riera, Sergio Salto; Emanuel Morete y Luciano Herrera.  DT: Víctor Riggio. Suplentes: Damián Cebreiro, Marcos Benítez, Federico González, Jeremias Olañeta. 
Estadio: Emilio Fabrizzi.  Arbitro: Maximiliano Silcan. Goles: PT 34' Herrera (GyT). ST: 45' Aguirre (AHZ) y 47' Cuevas (AHZ). Cambios: en Zapla: Juan Méndez por Santillán, César Catalfamo por Casarino y Néstor Aguirre por Domínguez. En Gimnasia: Matías Rosso por Morete, Tomas Nallim por Mateo y Enzo Roggio por Herrera.

Tags
Compartir

Autor

El Gigante de Salta

Periodista deportivo.

Notas relacionadas

Comentarios