LEGATUS

Punto y aparte

Gimnasia y Tiro no pudo quebrar la resistencia Antoniana y empató en cero el último clásico del año. Pese a sumar un punto, el Albo alcanzó a Zapla y Crucero del Norte y sigue metido en zona de clasificación. Al final del encuentro, los hinchas le cantaron al club por sus 115 años ¡felicidades!
Hace 3 semanas
29/11/2017 10:47
El equipo de Víctor Riggio no pudo sumar de a tres, pese a que contó con las más claras se tuvo que conformar con un pálido empate frente al equipo de calle Lerma y San Luis. Encima, el juez Guillermo González, obvio un clarísimo penal por mano de Juan Antunez en el minuto 46 del complemento, lo que hubiera significado una clara opción para que Gimnasia se quede con los tres puntos.
Con un primer tiempo intenso, el elenco Albo fue el que pudo marcar primero, de entrada, cuando Gonzalo Garavano no pudo definir cómodo frente a Pave, o en una pelota cruzada de Maxi López después de una gran jugada colectiva. En esa primera mitad fue Alejandro Toledo el que se destacó, el delantero fue, chocó, generó, el partido no era vistoso, pero si peleado y además muy cortado por un permisivo juez que les perdonó la tarjeta a varios jugadores, sobre todo a Angulo, quien mostró demasiada vehemencia yendo a golpear a Leguiza en cada pelota llovida que caía al área del uno albiceleste.
Lo más emotivo fue ajeno a lo futbolístico, en el minuto 44, todos los presentes se pusieron de acuerdo para aplaudir por los 44 marinos desaparecidos en el submarino ARA San Juan, los futbolistas aprovechando que el balón no estaba en juego también hicieron sonar sus palmas y enviaron apoyo y fuerza a los tripulantes de la armada y todos sus familiares.
El complemento no cambió, Gimnasia fue mejor, llegó y tuvo alguna situación, pero a medida que pasaban los minutos los equipos sintieron el trajín emocional y comenzaron a menguar las cargas. En el Albo se destacó el “Coco” Cazula, quien fue impasable para la delantera antoniana, ni Balvorín, ni Ibañez ni el hostigado e ingresado desde el banco, Leandro Zárate, pudieron con el joven defensor que ya dejó de ser una promesa para ser una realidad.
Lo dicho, en la última del encuentro el árbitro no sancionó un claro penal y el juego terminó igualado en cero. Con los resultados cerrados el punto no terminó cayendo tan mal puesto que el Albo quedó tercero y sigue dependiendo de sí mismo. 
Para destacar antes de cerrar la crónica, los hinchas de Gimnasia que le pusieron un lindo marco al Gigante le dedicaron el feliz cumpleaños al club, el número 115, entre fuegos artificiales y mucha alegría y emoción por un nuevo aniversario del club más importante de la región. 

Tags
Compartir

Autor

El Gigante de Salta

Periodista deportivo.

Notas relacionadas

Comentarios