LEGATUS

Paró el colectivo y se subió

Gimnasia aprovechó las chances y se quedó con un triunfo de esos que dejan la sonrisa de oreja a oreja. Frente a uno de los candidatos del torneo, el Albo recuperó la memoria y sumó por primera vez de a tres. Ahora, el domingo, recibe a San Jorge.
Hace 2 meses
05/10/2017 09:28
Gimnasia se sacó la mufa. Después de semanas agotadoras, con un sinfín de lesionados, partidos donde mereció ganar y no lo hizo, un encuentro en casa con pocas luces, la salida de un DT en medio camino. Pareciera que hubiera pasado una vida, meses, pero no, todo paso en dos o tres semanas a pura vorágine. El Albo necesitaba paz, serenidad y Ramasco se la dio. En una noche felina, porque Gimnasia lo ganó con el protagonismo en cancha del Gato Motta, quien marcó un golazo y fue el capitán de la remontada, y un Gato Ramasco capaz de transmitirle al equipo su impronta, sus ganas y su amor por la camiseta que el tanto pregonó en la semana. Ramasco dio un golpe de timón en el entretiempo y el equipo dejo la timidez en el vestuario, para ser otro, distinto, uno capaz de arrinconar al poderoso Crucero, en su cancha, contra su propio arco. Así, con autoridad y determinación dio vuelta un partido chivo y pudo descargar todas las tensiones que venía acumulando desde que inició el torneo.
Roberto Tucker abrió el marcador para el local, grito casi idéntico al que sufrió Gimnasia en Palpalá frente a Zapla, un gol que en ese momento era justo para el Colectivero ya que venía haciendo mejor las cosas. Pero, lo dicho, el complemento fue todo Albo y así fue que, de tanto insistir llegó el empate. Mano en el área y penal para el Albo, Alejandro Toledo tomó la responsabilidad, agarró la pelota y sacó un misil inatajable para Arguello. Así el 9 lograba sacarse la mufa.
Pero Gimnasia no se iba a conformar, siguió buscando y haciendo mejor las cosas que su rival, de tanto ir y después de tres corners seguidos llegó el golazo de Motta, la ley del ex se hizo presente en el Andrés Guacurari, el homenajeado antes del encuentro, Motta ascendió con Crucero, les arruinó la fiesta. El gol del Gato dejó a Gimnasia con tres puntos de oro y ante un encumbrado rival que dejó la punta por el triunfo de un millonario que se acomoda y sueña con seguir en levantada.
En una noche llena de emociones y desahogo, Gimnasia ganó en Misiones y ahora mira con otra perspectiva lo que tiene por delante.

Sintesis:
Crucero del Norte:
Marcos Arguello; Rodrigo Lechner, Roberto Tucker, Rubén Zamponi, Sebastián Diana; José Vera, Lucas Caballero, Leonardo Marinucci, Enzo Bruno; José Dujaut y Ramón Cardozo. DT: Héctor Rivoira. Suplentes: Matias Cano, Enrique Villalba, Guillermo Sotelo, Lucas Oviedo, Luis Acuña.
Gimnasia y Tiro:
Mauro Leguiza; Jonathan Hereñu, Pablo Agüero, Álvaro Cazula, Jonatan Medina; Raúl Poclaba; Nicolás López Macri, Fabio Gimenez, Pablo Motta, Maximiliano López; Alejandro Toledo. DT: Daniel Ramasco. Suplentes: Luciano Palos, Nelson Ibarlucea, Mauricio Scaglia, Luciano Herrera y Gonzalo Garavano.
Estadio: Andrés Guacurari (Garupa). Arbitro:  Hernán Vallejos. Goles: PT: 39' Tucker (CDN), ST: 18' Alejandro Toledo de penal (GyT), 42' Pablo Motta (GyT). Cambios: ST: 17' Luis Rivero por Fabio Gimenez (GyT), 29' Juan Cavallo por Lucas Caballero y Braian Perussato por Enzo Bruno (CDN), 33' Lautaro Ceratto por Nicolás López Macri (GyT).

Fotos Daniel Villagra y Prensa Crucero
Tags
Compartir

Autor

El Gigante de Salta

Periodista deportivo.

Notas relacionadas

Comentarios