LEGATUS

La definición será Gigante

Por Copa Argentina, el Albo y Antoniana igualaron en un encuentro de trámite chato y aburrido. Gimnasia insinuó más de lo que pudo concretar, tuvo chances, pero sobre el final Leguiza salvó el punto que deja la serie sin vencedores ni vencidos. El miércoles se define en el Gigante.
Hace 6 meses
21/01/2018 21:56
La vuelta oficial del fútbol dejó un sabor amargo después de un encuentro que ofrecía un menú más que interesante, pero que al final dejó a los comensales con ganas de más. El equipo de Riggio disputó su primer juego oficial del 2018, en el Martearena y por Copa Argentina, pero no pudo doblegar a un Juventud Antoniana que estuvo a la misma sintonía. Si bien el trámite fue parejo y mostró, casi en un 80 por ciento del encuentro, a un Gimnasia con las intenciones y ocasiones más cercanas, Juventud también pudo vencer sobre el final, cuando Leguiza tuvo que vestirse de héroe para dejar en tablas el primer chico de una serie que, más que nunca, se definirá en el Gigante del Norte.
El “local” arrancó un poco mejor, pero rápidamente el Albo contestó, el primer período mostró buenas intenciones por parte del equipo del Tano, con situaciones que pudieron inaugurar el marcador, Ceratto y un despeje de Pave, un centro al corazón del área chica que Herrera no pudo conectar, y aproximaciones que llegaban por el sector izquierdo de la cancha, donde Jonatan Medina, Fabio Giménez y Pablo Motta intentaban encontrar la fórmula para lastimar al rival. El equipo, de a ratos, estuvo partido en dos, Juventud llegaba de contra, pasaba rápido la línea media pero la defensa de Gimnasia, con Cazula una vez más controlando a los atacantes, no tuvo demasiados sobresaltos.
Para el complemento el trámite no iba a variar, Rivero tuvo dos claras, primero con un tiro libre que pasó cerquita del ángulo de Pave y después a través de un pelotazo que se fue un poquito largo y el Yiyi no llegó a conectar atorado por el uno rival. Sobre el final, lo dicho, Mauro Leguiza, sacó su mano salvadora para desviar un pelotazo con destino de red.
El partido finalizó cero a cero, con la sensación de que ambos equipos se cuidaron un poco más que de costumbre, buscando no errar, porque un fallo significaba un golpe del rival. Así el encuentro caminó al empate que dejó todo abierto para la revancha, el miércoles a las 22 en el Gigante, cuando si o si deberá haber un vencedor para ver quien se mete en la próxima instancia de la Copa Argentina. Ojala sea el equipo del Tano Riggio.

Síntesis:
Juventud Antoniana:
Diego Pave; Javier Marin, Carlos Ramadan, Juan Cárdenas, Gonzalo Menendez; Pablo Garnier, Joaquín Iturrieta, César More, Lucas Acosta; Gustavo Ibañez y Leandro Zárate. DT: Gustavo Módica. Suplentes: Juan Mulieri, Carlos Medina, Juan Bautista, Leonardo Villa.

Gimnasia y Tiro:
Mauro Leguiza; Jonathan Hereñú, Gabriel Zuvinikar, Alvaro Cazula, Jonatan Medina; Nicolás López Macri, Raúl Poclaba, Fabio Giménez, Pablo Motta; Luciano Herrera, Lautaro Ceratto. DT: Víctor Riggio. Suplentes: Luciano Palos, Nelson Ibarlucea, Julio Villarino, Nicolás Issa.

Estadio: Padre Martearena. Arbitro: Federico Benítez. Goles: no hubo. Cambios: PT: 13’ Juan Antunes por Ramadan (JA), ST: 13’ Lucas Acosta por C. Acosta (JA), 23’ Maximiliano López por Herrera (GyT), 30’ Luis Rivero por Giménez (GyT), 32’ Gustavo Balvorín por Ibañez (JA), 40’ Pablo Agüero por Poclaba (GyT). Amonestados: Cárdenas e Iturrieta (JA), Cazula, Poclaba y Zuvinikar (GyT).

Tags
Compartir

Autor

El Gigante de Salta

Periodista deportivo.

Notas relacionadas

Comentarios