LEGATUS

Dos y dos

La fecha de inferiores del sábado pasado dejó como saldo dos triunfos y dos empates para los chicos de Gimnasia. Vale mencionar que las categorías más chicas no jugaron por la realización de un torneo organizado, precisamente, por el rival de la fecha: el Club Mitre.
Hace 1 semana
10/09/2018 09:22
Con una jornada a medias por el Torneo Cicloncitos que involucraba al club con el que el Albo tenía que enfrentarse, se disputó la tercera fecha de inferiores. En Limache las categorías más grandes fueron visitantes en su propia casa ya que el Ciclón cedió la localía por lo anteriormente mencionado. 
La jornada sabrina arrancó con goleada de la Quinta, los chicos vencieron a Mitre 4 a 0 con goles propios y ajenos, Lucas Veleizan abrió la cuenta, Marcos Berzero aumentó y después llegaron dos goles en contra, uno del arquero Polovi y otro del marcador central aurirojo, así el Albo consolidó un triunfo casi sin despeinarse. 
La Sexta no tuvo la misma suerte. Los goles recién llegaron en la segunda mitad. El primero lo anotó Lucas Canedi con un gol de goleador, capturando una pelota suelta en el centro del área y mandandola a guardar, Mitre lo igualó de penal inmediatamente. Minutos más tarde un cabezazo de Juan Oviedo puso la historia de nuevo a favor de Gimnasia pero el elenco de Zona Este volvió a igualar para que el encuentro termine dos a dos. 
Ya en la tarde la Cuarta no le tuvo piedad al Ciclón. Esteban Pereyra, desde el punto penal, abrió el marcador, Mitre lo igualó, pero después llegaron los goles de Aaron Martínez, Juampy Varela y Agustín Jaraba para sellar una goleada tranquila y con mucha efectividad para el equipo de Sergio Maza que se prende en la lucha.
Cerrando la tarde y antes de partir a Santiago del Estero jugó la Tercera. Mitre abrió el marcador con un golazo en la primera mitad, Gimnasia y Tiro fue amo y señor del segundo tiempo, intentó por todos los medios la igualdad y estuvo más cerca del tercero o cuarto que del empate por la cantidad de situaciones y goles hechos que desperdició, pero el premio a la insistencia llegó en el minuto final, centro al área y de arremetida Julián Álvarez desvió el balón que golpeó en un la cara a un rival al pasar y en esta la suerte estuvo del lado de Gimnasia, ya que descolocó al arquero que hasta entonces había tapado una y otra vez las chances de Gimnasia y Tiro. Así llegó el empate y casi al mismo tiempo el pitazo final. Fue uno a uno cerrando una entretenida jornada de fútbol.

Tags
Compartir

Autor

El Gigante de Salta

Periodista deportivo.

Notas relacionadas

Comentarios